Nuria Espuis Morera

La motivación más  profunda de esta serie fotográfica ha sido perder a un ser querido y pasar por una profunda crisis personal. He pretendido plasmar mis sentimientos en una serie de dípticos, que permiten infinidad de lecturas personales siendo el espectador un partícipe necesario y activo. Sensaciones, recuerdos formas que tienen sentido para mí y que espero que al espectador le haga al menos reflexionar. Como fotógrafa, procuro crear imágenes y objetos visualmente poéticos y ligados por una cierta estética común que le de una coherencia a la serie.

En este caso el autorretrato, me ha permitido conectar con mi “yo” más profundo, intentando mostrar mis emociones, conectando con mis sentimientos. El cuerpo/el dolor/ el duelo, lo asocio a sentimientos, momentos, lugares, e incluso al hecho de que el dolor y la pérdida te hace sentir una persona incompleta.


Negar, enfadarse, negociar con la rabia, sentir dolor hasta romperte, creer que te recompones y volverte a desmigajar. Mostrar la fragilidad del ser humano en esos momentos. Lo malo no es perder, sino perderse, quedarse atrapado en la tristeza sin poder salir. Nuestro duelo es dolor y pelea. Es rabia por la ausencia 

Una parte de nosotros se va con ellos y ya no volvemos a ser los mismos. Nos preguntamos sin saber por qué, si existieron, si no los soñamos. Te sueño, te extraño. Duelo….suelo… anhelo… consuelo … vuelo!



No hay comentarios:

Publicar un comentario